Minera Escondida está preparando una nueva oferta para reanudar la negociación con los trabajadores que están en huelga desde hace un mes.

Según informó a Bloomberg Patricio Vilaplana, vicepresidente de asuntos corporativos de la compañía, la oferta incluye mejoras en varias áreas que según el sindicato son esenciales para reanudar las negociaciones.

Aunque no dio detalles, el ejecutivo adelantó que la propuesta contiene nuevas propuestas sobre diez temas dentro del contrato, entre ellos los tres que el líder del sindicato describió como fundamentales. “Queremos sentarnos a hablar y presentar una nueva oferta. Obviamente, esta nueva solución trae algunas propuestas mejoradas”, aseguró Vilaplana.

Pero afirmó: “Hay nuevas propuestas, nuevos ajustes, cosas que nos pueden acercar. Pero eso no significa que vamos a dejar nuestras billeteras bien abiertas”. La huelga en Chile, que lleva un mes, coincide con una paralización de las exportaciones de concentrado de la segunda mina de cobre más grande del mundo en Indonesia, lo cual afecta la oferta global y está reforzando los precios en la Bolsa de Metales de Londres.

En otra interrupción provocada este viernes, los trabajadores de una mina de Freeport-McMoRan en Perú iniciaron una huelga por tiempo indefinido, tras el fracaso de las negociaciones salariales. Las negociaciones salariales en Escondida están estancadas hace casi tres semanas.

El sindicato, que representa al 95% de los operadores y trabajadores de mantenimiento de Escondida, afirmó que sólo volverá a la mesa de negociación si la administración no recorta beneficios actuales o aumenta las horas de trabajo y si no diferencia entre trabajadores antiguos y nuevos.

Opciones
En 2013, BHP pagó a los trabajadores una bonificación de $23 millones (US$34.500) para terminar un conflicto, considerado el mayor de este tipo en la historia de Chile en aquel entonces. En las negociaciones actuales, los trabajadores exigieron una bonificación de $25 millones y un aumento salarial del 7%, mientras que la empresa ofreció una bonificación de $8 millones sin aumentos.

La huelga transita su trigésimo día, y ahora la empresa puede realizar ofertas individuales legalmente. Si bien la administración preferiría presentar un contrato colectivo, siempre está la opción de contratos individuales, dijo Vilaplana.

Según la ley, si más del 50% de los huelguistas acepta ofertas individuales, la interrupción debe cesar. A esta altura, además, la empresa puede reanudar la producción y reemplazar a los huelguistas con contratistas o sus propios trabajadores. Los mineros de Escondida se oponen vigorosamente a esto.

Unos 1.100 de ellos acampan en la entrada de la mina, en el desierto de Atacama, a 3.100 metros sobre el nivel del mar. Hacen turnos de tres a cuatro horas para vigilar los seis puntos de acceso y están determinados a impedir la entrada de cualquier persona.

Contratistas y trabajadores de servicios mínimos tuvieron problemas para entrar o salir de la mina.

Fuente: Emol.com