En los próximos días, será instalada la nueva balsa en el Balneario Municipal luego que el municipio anunciara hoy su llegada a la ciudad.

La infraestructura que fue trasladada por Carabineros desde Mejillones, mide 100 metros cuadrados (M2) y tiene un soporte de 32 toneladas, eso quiere decir, 80 kilos por metro cuadrado.

Al respecto, la alcaldesa Karen Rojo manifestó que “queremos entregar una excelente noticia a nuestros vecinos de la comuna de Antofagasta porque por fin llegó la balsa que va a estar acompañándonos, si Dios quiere, en las futuras décadas. Una balsa que fue financiada 100% por la municipalidad”.

Mientras que el vocero del Departamento de Construcción e Ingeniería “Servisub”, Rodrigo Lira, destacó que “en la superficie, que está constituida por vigas de madera de 2×8, hemos hecho un tratamiento de antideslizante con arena de cuarzo lo que minimizará las posibilidades de accidentes en la balsa”.

Entre las características destacan una construcción muy parecida a la anterior balsa, y tachas solares, que durante la noche emitirán luz.

Rodrigo Lira, del Departamento de Construcción e Ingeniería SERVISUB, empresa a cargo de la obra, se refirió a los detalles que tiene esta nueva balsa, “está hecha en estructura metálica de plancha naval, tiene un soporte para 32 toneladas, es decir cuatro personas de 80 kilos por mt.2 y el proyecto fue pensado para ser amable con los adultos y menores, tiene cuatro escaleras y los bañistas se podrán afirmar en todo el contorno”, indicó.

Esta balsa en sus características es muy similar a la histórica estructura que estuvo por décadas en el balneario municipal, sin embargo destaca la seguridad como factor preponderante en su construcción para evitar accidentes y/o eventualidades naturales. “En la superficie, que está constituida por vigas de madera de 2×8, hemos hecho un tratamiento de antideslizante con arena de cuarzo lo que minimizará las posibilidades de accidentes en la balsa”, así lo señaló Rodrigo Lira de la empresa a cargo de la construcción de la balsa.

Una de las novedades que tendrá la nueva infraestructura es que contará con tachas solares, de manera que estos colecten energía solar en el día y en la noche emitan luz para poder visualizar la balsa, entre otras mejoras que permitirán que Antofagasta cuente con una balsa más grande, cómoda y segura a partir de los próximos días.