Radio Sol

Más de 30 kilos de sándwich, hamburguesas, corbatitas, distintos tipos de dulces y frutas picadas, fueron decomisados por la Autoridad Sanitaria a vendedores ambulantes ilegales ubicados en el sector de la Clínica Antofagasta, acción que fue apoyada por la Gobernación Provincial y por Carabineros, lo que dio origen además al inicio de 5 sumarios sanitarios.

Lila Vergara, Secretaria Regional Ministerial de Salud, explicó que la medida está enmarcada en las acciones permanentes de fiscalización de la Institución, no obstante, el tema cobró especial importancia en el marco del brote de Hepatitis A que está afectado a la región.

La autoridad precisó que los vendedores ilegales no otorgan ningún tipo de garantía respecto de cómo fueron preparados los distintos productos, asimismo dijo, no poseen en sus puestos las condiciones de conservación de los mismos, convirtiéndose todo ello en un riesgo para la salud de la población.

MULTAS

De acuerdo al Código Sanitario, los infractores arriesgan multas que van de 1/10 a las mil Unidades Tributarias Mensuales (UTM), sanción que será determinada previa entrega de los respectivos descargos que deberán efectuar en el Dpto. Jurídico de la Institución.

La Secretaria Regional insistió en su llamado a la ciudadanía respecto de la importancia de adquirir las distintas preparaciones de alimentos, sólo en lugares autorizados, destacando que los puestos ambulantes que efectivamente tienen su autorización, corresponden a carros con estructura metálica que cuentan con lavamanos, sistema de recepción de aguas servidas y sistema de refrigeración de los productos energizado mediante un generador eléctrico, debiendo estar además ubicado a no más de 75 mts de un servicio higiénico.

Puntualizó que éstos deben igualmente, exhibir el documento respectivo, emanado de la Seremi de Salud. “Estos móviles tienen visto bueno sólo para elaborar y expender hot dog, papas fritas, churros, sopaipillas y café, no más que eso”, subrayó.