Radio Sol

Como parte de la campaña del Gobierno Regional Centro Seguro, las autoridades policiales y de salud realizaron una fiscalización en el centro de Antofagasta con el fin de combatir la hepatitis A que ha provocado casos alarmantes en la población.

Es por ello que la Gobernación Provincial, Servicios Públicos, Carabineros, Policía de Investigaciones y la Ilustre Municipalidad de Antofagasta realizaron una serie de acciones en conjunto destinadas a la prevención de esta enfermedad en la capital de la Segunda Región.

La Seremi de Salud Lila Vergara, señaló que las entidades anteriormente mencionadas, acordaron que las inspecciones se realizarían de manera periódica y permanente al comercio ambulante ilegal. Las autoridades inspeccionaron en el día de hoy las calles más céntricas de la comuna y el sector donde está ubicada la Clínica Antofagasta.

En esa ocasión, funcionarios de la seremi de salud, de la Gobernación Provincial, del Servicio de Impuestos Internos (SII) y Carabineros de Chile realizaron un control donde se decomisaron 30 kilos de alimentos entre los cuales figuraban hamburguesas, sándwiches y dulces.

Mientras tanto, la Gobernadora de la Provincia de Antofagasta, Fabiola Rivero, relevó la trascendencia de dichos actos. Aclaró que estas actividades forman parte del Programa Centro Seguro del Gobierno Regional, ellos ya han efectuado hasta la fecha 13 fiscalizaciones.

La titular de salud realizó un importante llamado a la ciudadanía a no relajar las medidas preventivas de la Hepatitis A y que estuvieran siempre alertas ante cualquier brote que pudiera afectar a sus familias. Recomendó que el público evite comprar comida en locales no autorizados.

La autoridad sanitaria clarificó que el brote de Hepatitis A afectó a 149 personas en la región. La curva epidémica del brote de Hepatitis A, muestra que, a partir de diciembre del año pasado, los casos subieron de forma alarmante, tanto así que en mayo de 2017 se registró un máximo de 46 personas afectadas. El brote se estabiliza durante las últimas seis semanas, aunque los datos son preliminares.